Etiquetas

aeropuerto (9) arquitectura (13) arte (34) blogs and shops (21) camisetas (14) canal 9 (12) cine (27) comic (2) fib (9) fotografía (46) historia (26) humor (15) literatura (4) magdalena (15) movimiento 15M (27) mundo (29) Música (44) noche (14) Opinión (136) pegatinas (13) política (3) prensa (21) rototom (4) ruta alternativa (36) se mueven (28) sostenibilidad (20) Street Art (56) tanned tin (6) teatro (8) urbanismo (3) video (23)

y a dormir

viernes, 28 de septiembre de 2012



¿Cómo disolver una manifestación pacífica sin quedar como un retrogrado fascista ante las cámaras, aunque luego igual quedes como un retrogrado fascista ante todos?

Fácil. Infiltro unos policías en la manifestación, los disfrazo como mi limitada imaginación me permite (sudadera capucha y banderita roja); cuando es hora de echar el cierre (porque esta gente no se iría nunca pues parece como si les fuese la dignidad o la felicidad en ello) los coloco en posición triplex acies romana (a partir del 1:21 en el vídeo de arriba) y los lanzo al ataque con sus banderitas rojas, así tengo la excusa que espera la prensa afín al régimen, cargamos, nos llevamos a los compañeros infiltrados (de entre mujeres, ancianos y niños son casualmente los únicos que se llevan sin el lomo caliente y los únicos que no ofrecen resistencia), establecemos un estado de excepción en la zona donde todos los derechos pueden ser conculcados, atemorizamos, repartimos, indignamos, asqueamos... y todos a dormir a casa... el que pueda dormir.

Aquí una crónica visual del 25S:
   

2 comentarios:

papacangrejo dijo... [Responder]

La policía debería unirse, se defienden también sus derechos, aunque por lo visto ...

Anónimo dijo... [Responder]

Venga hombre, que la policía se pasare un güevo, pues sí, pero decir que los de las banderitas eran policías camuflados... vamos, que ni me lo creo a no ser que me lo demuestren ni creo que sea muy positivo hacerse tanto las víctimas!!!

Publicar un comentario