Etiquetas

aeropuerto (9) arquitectura (13) arte (34) blogs and shops (21) camisetas (14) canal 9 (12) cine (27) comic (2) fib (9) fotografía (46) historia (26) humor (15) literatura (4) magdalena (15) movimiento 15M (27) mundo (29) Música (44) noche (14) Opinión (136) pegatinas (13) política (3) prensa (21) rototom (4) ruta alternativa (36) se mueven (28) sostenibilidad (20) Street Art (56) tanned tin (6) teatro (8) urbanismo (3) video (23)

odiosas comparaciones

viernes, 18 de noviembre de 2011



Gran parte del electorado de izquierdas del PSOE se encuentra distanciado de él debido a las políticas llevadas a cabo por Zapatero durante su segunda legislatura. Es embarazoso considerar a alguien socialista cuando mete con calzador una enmienda constitucional sin referéndum para fijar el límite de deuda y consagrar como prioritario el pago de los intereses (¿¡por encima del pago sanitario o de pensiones?!). Es jodido que alguien suba la edad de jubilación y baje su cuantía (¿qué es si no la ampliación de los años de cálculo?) y en sus siglas ponga “O de obrero”. Es complicado justificarse como socialdemócrata y congelar pensiones en una misma frase. Es espinoso dárselas de progresista cuando concedes ayudas a los bancos y, con semanas de diferencia, recortas el salario a los funcionarios. Por eso, y por mucho más, la gente de izquierda está dando la espalda al PSOE, pues piensa, con motivo, que el PP y el PSOE son dos caras de la misma moneda.

La gente de izquierdas, apostando por la coherencia, el 20-N se va a desmarcar del PSOE y va a votar en blanco, a Compromís, a IU, a EQUO, a UPyD, nacionalistas o no votará. Esto facilitará la subida del PP al poder con mayoría absoluta, pero no nos importa, porque el PP y PSOE son lo mismo.

Ojalá fuera así, ojalá porque significaría que la peor derecha española con representación parlamentaria es lo equivalente a ZP. En breve sabremos cómo de parecidos son el PSOE y el PP… Ojalá sean tan parecidos que Mariano no se atreva a privatizar educación o sanidad; tan parecidos que Rajoy no derogue la ley de matrimonio homosexual; ojalá sean tan parecidos que, como mucho, el PP congele las pensiones, y no las rebaje; tan parecidos, que cuando EE.UU. bombardee próximamente Irán, Mariano no se reúna con Obama en la Azores para detallar los pormenores de las acciones armadas; tan iguales que el PP no llegue a rebajar los derechos de los trabajadores más de lo que ya lo ha hecho ZP.

Ojalá el PP y el PSOE sean tan parecidos que no lleguemos nunca a echar de menos a ZP durante la próxima legislatura.

5 comentarios:

Aitana dijo... [Responder]

Amén

Anónimo dijo... [Responder]

Pero tan pocos somos los que no queremos ni PP ni PSOE? Porque no podemos dejarlos a un lado? Porque no pueden haber politicos o gobernantes que piensen por el bien de todos? No hay gente asi en la politica? Espero que algun dia si...

Anónimo dijo... [Responder]

Es lo mismo la mierda fría que la mierda caliente?

Anónimo dijo... [Responder]

Totalmente de acuerdo con el post. Por desgracia, la socialdemocracia se ha descafeinado y ha cometido errores gravísimos, pero en los proximos meses veremos de lo que es capaz la derecha. ¿Nos hemos olvidado de Aznar?

Anónimo dijo... [Responder]

No es que seamos pocos los que no queremos PP ni PSOE, pero es que los que si que los quieren son muchos más...

Publicar un comentario