Etiquetas

aeropuerto (9) arquitectura (13) arte (34) blogs and shops (21) camisetas (14) canal 9 (12) cine (27) comic (2) fib (9) fotografía (46) historia (26) humor (15) literatura (4) magdalena (15) movimiento 15M (27) mundo (29) Música (44) noche (14) Opinión (136) pegatinas (13) política (3) prensa (21) rototom (4) ruta alternativa (36) se mueven (28) sostenibilidad (20) Street Art (56) tanned tin (6) teatro (8) urbanismo (3) video (23)

ese día

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Las fachadas de algunos periódicos solo pueden producir risa, pero al pensar que tienen lectores, la risa se te congela en una mueca de pavor. La gente está muy loca y ciertos periodistas solo hacen que lanzar gasolina en cada posible hoguera. En menos de una década la gente, la gente de la calle, nosotros, vosotros... ni siquiera pondremos la coletilla de "homosexual" detrás de matrimonio. Lo habremos asumido como algo tan normal que no comprenderemos como era antes, nos preguntaremos como pudimos vivir de otra forma que no fuera así. Y ese día nadie reconocerá en público que se opuso, que bramó, que despotricó contra los matrimonios homosexuales. Será como los que pusieron el grito en el cielo contra el voto femenino, contra los divorcios, contra la libertad de culto, contra el matrimonio civil, contra los anticonceptivos... han desaparecido aunque vienen a ser los padres y abuelos ideológicos de los que dicen que "matrimonio" viene de madre. Tras una pueril excusa semántica esconden hipócritamente un prejuicio homófobo y un miedo atávico a los avances y las libertades.

Hoy solo es un punto y seguido en una carrera por los derechos civiles de los gays y lesbianas, que no son más que derechos humanos. Tras 7 años con una espada de Damocles sobre la cabeza, miles de personas tienen el respaldo jurídico para seguir con su vida, sin que su libertad ataque a la de ninguna otra familia. Ya no habrá peras y manzanas; no habrá privilegiados y relegados, simplemente ahora pueden ser tan felices o infelices como cualquier heterosexual. Y un día no recordaremos que eso antes no era así.

Hasta que ese día llegue hemos de seguir escuchando bramidos homófobos en las tertulias y ver en los periódicos titulares como el de arriba. Les proponemos que no se corten, que saquen toda la bilis que llevan dentro y se conviertan en ese macho hispánico que siempre han querido ser y la corrección política se lo ha impedido. Ahí va unos titulares de caverna que seguro que pasaron por la mente de algunos editorialistas pero no se atrevieron a publicar.












 





1 comentarios:

papacangrejo dijo... [Responder]

Como se vea y se viva en el futuro solo depende de la educación que reciban las próximas generaciones en sus casas. Para el resto, sobre todo para determinadas generaciones, es demasiado tarde o pronto según se mire.

Publicar un comentario