Etiquetas

aeropuerto (9) arquitectura (13) arte (34) blogs and shops (21) camisetas (14) canal 9 (12) cine (27) comic (2) fib (9) fotografía (46) historia (26) humor (15) literatura (4) magdalena (15) movimiento 15M (27) mundo (29) Música (44) noche (14) Opinión (136) pegatinas (13) política (3) prensa (21) rototom (4) ruta alternativa (36) se mueven (28) sostenibilidad (20) Street Art (56) tanned tin (6) teatro (8) urbanismo (3) video (23)

miradas molestas

martes, 16 de octubre de 2012


El street art es efímero por definición. Las obras, al alcance de todo el mundo, duran el tiempo que los comandos de limpieza o los vecinos permitan. No hay que rasgarse las vestiduras porque intervenciones callejeras desaparezcan, pero quizás sí merece la pena reflexionar al respecto. Después de casi una semana, las fotos de facesofaninterculturalcity.org habían corrido de boca a oreja, todo el mundo había oído hablar de ellas y muchos se habían acercado paseando hasta el centro para ver el resultado. En nuestro blog hicimos lo que pudimos para colaborar con el proyecto aportando una cierta difusión. Pero no puedes poner a todo el mundo de acuerdo y otra mucha gente a la que no le ha gustado también ha aportado su granito de arena al proyecto.

Ahora, las fotos que quedan están ajadas o pintarrajeadas, pero el resultado quizás es antropológicamente mucho más interesante que el proyecto en sí. Fotos rotas, miradas rasgadas, restos incomprensibles... los restos de las fotografías son una inmejorable metafora de la ciudad de Castellón: la constante lucha entre personas que quieren mejorarla haciedo algo diferente y los que invierten todo su tiempo y esfuerzo en destruir, dificultar o criticar los cambios que proponen los demás. Las miradas de las fotografías eran limpias, eran alegres, eran irónicas... pero sobre todo eran molestas para los castellonenses porque no vendían nada. No anunciaban nada. No tenían intención comercial. ¿Quién lo ha pagado? ¿Por qué lo han puesto aquí? ¿Por qué me miran? ¿Qué nos quieren decir? La ausencia de mensaje o de beneficio directo era más de lo que podíamos soportar. No necesitamos que venga gente de fuera y nos recuerde que dentro hay gente feliz y generosa, no necesitamos ver nada más que los ladrillos de ese muro abandonado que hace años que nadie cuida. El arte gratuito en la calle no es para nosotros. Fue bonito mientras duró pero en las dos últimas fotos os dejamos lo que nos quedará, lo quede verdad nos gusta en esta ciudad que nunca cambiará porque nosotros no queremos que cambie.

























Esto es lo que nos gusta en Castellón: muros y propaganda.




2 comentarios:

papacangrejo dijo... [Responder]

Yo voy poco por el centro y gracias a vosotros fui a verlas. Todo es efimero y la gente poco respetuosa.

Anónimo dijo... [Responder]

La verdad es una lástima que una iniciativa así de inofensiva acabe destrozada. Me pregunto quién estará detrás de este boicot y el por qué.

Publicar un comentario