Etiquetas

aeropuerto (9) arquitectura (13) arte (34) blogs and shops (21) camisetas (14) canal 9 (12) cine (27) comic (2) fib (9) fotografía (46) historia (26) humor (15) literatura (4) magdalena (15) movimiento 15M (27) mundo (29) Música (44) noche (14) Opinión (136) pegatinas (13) política (3) prensa (21) rototom (4) ruta alternativa (36) se mueven (28) sostenibilidad (20) Street Art (56) tanned tin (6) teatro (8) urbanismo (3) video (23)

copy-paste

lunes, 9 de abril de 2012



La gente lo que queremos, esencialmente, es que nos dejen vivir en paz, ser felices en la medida de lo posible y llevar una vida deseable. Luego nunca es así y nos toca ir a manifestaciones, crear blogs, luchar por un mínimo exigible de dignidad o defender nuestro trabajo. Laliblue, es el diseño y la marca de una ilustradora de Castellón, Gemma Arnal, a la que entrevistamos por su trabajo aquí. Con mucha paciencia ha llegado a tener un estilo reconocible y hacerse con un pequeño hueco en el mercado y en la red. Lo que pasa es que la red es muy grande y hay quien piensa que si coge un dibujo de una ilustradora no famosa para hacer una camiseta o un colgante, nadie se dará cuenta. O, al menos, eso creían ciertas personas que se "inspiraron" en los diseños de Laliblue. Sin eufemismos, lo plagiaron con ánimo de lucro.

Los ejemplos del plagio en la red son constantes; y más llamativos e irritantes cuando son grandes empresas las que copian a diseñadores jóvenes que tratan de abrirse camino: Zara cogió la imagen de una bloguera, no un diseño sino una foto suya; H&M copió el diseño de una artista estadounidense para vender felpudos y cojines. Leroy Merlin vendía un cuadro creado a partir de dos imágenes de un estudio valenciano...

Los ejemplos son múltiples y variados, pero por suerte la misma red hace que los casos salgan a la luz y, a veces, que se solucione. Laliblue ha sufrido numerosos plagios, eso significa que alguien valora su trabajo pero en vez de recompensarlo, deciden robarlo y aprovecharse de él. Los que mostramos aquí han sido los plagios más perjudiciales para Laliblue: empresas como Mayoral, diseñadores particulares o mayoristas chinos de bisutería son los 3 ejemplos que os mostramos. Las copias palidecen ante los originales, pero el daño económico es el mismo.

La red, es solo eso, una red de interconexión donde muchas personas vuelcan sus conocimientos, su tiempo, su trabajo, etc. Es un cajón donde todo el mundo mete información para que esté disponible de una manera impensable hace tan solo 15 años; podemos documentarnos o inspirarnos como nunca, pero eso no significa que podamos fusilarlo todo para sacar provecho económico. Si queréis algo original de Laliblue podéis buscar sus diseños en Setanta-U, en la calle Enmedio; en Albero, en la calle Isaac Peral; en LoliPops, en Vinaroz y en El Portal, en Morella. En el resto de España también vende sus productos, podéis consultar su web o el blog. O podéis comprar los plagios que encontréis por ahí, pero eso estaría muy muy feo.









2 comentarios:

Paube dijo... [Responder]

También de interés http://blogs.elpais.com/trending-topics/2011/02/inditex-y-sus-camisetas-por-la-cara/comments/page/7/

lapizymaniqui dijo... [Responder]

Gracias por el apoyo...

Publicar un comentario